Sierra de Madrid

  • Restaurante Las Terrazas en La Sierra de Madrid

    Declarada hace un año Parque Nacional, la Sierra de Madrid posee unas características geológicas, paisajísticas, geomorfológicas, hidrográficas, botánicas, faunísticas, históricas y culturales singulares a escala nacional.
    Situada entre las provincias de Madrid, Segovia y Ávila.
    La Sierra de Madrid, una larga cadena montañosa de 500 kilómetros de longitud,  forma parte del Sistema Central, que cruza de este a oeste el centro de la Península Ibérica.
    Característica principal del Parque Nacional de la Sierra de Madrid es la diversidad de hábitats y especies de flora y fauna. Se estima que alrededor de 1.000 especies vegetales, con cerca del centenar de especies propias, se encuentran en el mismo, así como el 40 % de las especies animales existentes en España, destacando  el águila imperial ibérica, el buitre negro, la cigüeña negra, la rana patilarga o la mariposa isabelina, entre otros muchos.
    Aficionados al senderismo y alpinismo son algunos de sus principales visitantes, debido a su poca transformación por la actividad humana, que lo ha convertido en un privilegiado refugio de biodiversidad, destacando sus lagunas glaciares y circos, sus roquedos graníticos; sus paisajes vegetales,  ecosistemas de alta montaña y  extensos pinares de pino albar.
    En lo alto de la sierra podrás encontrar restos de cabañas pastoriles, de ranchos de esquileo o chimeneas de ladrillos de antiguos aserraderos, y son varios los senderos por los que podrás pasear, que discurren por antiguas vías pecuarias.
    Los pueblos que forman parte del Parque celebran fiestas populares, festejos tradicionales relacionados con el ganado y romerías.

  • Forman parte de la Sierra de Madrid

    •    En la provincia de Madrid: Alameda del Valle, Becerril de la Sierra, El Boalo, Cercedilla, Lozoya, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Navacerrada, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría y Soto del Real.
    •    En la provincia de Segovia:  Aldealengua de Pedraza, Basardilla, Collado Hermoso, Espinar, El, Losa, La, Navafría, Navas de Riofrío, Palazuelos de Eresma, San Ildefonso, Santiuste de Pedraza, Santo Domingo de Pirón, Segovia, Sotosalbos, Torre Val de San Pedro, Torrecaballeros y Trescasas

  • Lo que no puedes perderte de La Sierra de Madrid

    •    Peña del Arcipreste de Hita, en Guadarrama, en recuerdo al Libro del Buen Amor, con una vista extraordinaria con los bosques de Guadarrama y del Monte Abantos al frente, enclave declarado Monumento Natural de Interés Nacional.
    •    Miradores de los poetas, en Cerdedilla. a 1.700 metros donde parece tocarse el cielo. La senda de los Miradores coincide, en algunos tramos, con la antigua calzada romana, una vía que comunicaba Titulcia (Madrid) con Segovia a través de la Sierra de Guadarrama y que data del siglo I después de Cristo.
    •    Monasterio de Santa María del Paular (Rascafría) con su mezcla de estilos: gótico, renacentista, barroco y flamenco ya que fueron necesarios 4 siglos para construirlo.
    •    Castillo de Manzanares el Real, la joya de la arquitectura militar en el cual, entre sus muros, se han vivido multitud de historias y donde n la actualidad se exhibe una importante colección de tapices del siglo XVII, todos ellos flamencos, realizados sobre cartones de Rubens.
    •    El Macizo de Peñalara, visto desde Rascafría, otra de las joyas de la corona de Guadarrama donde podrás disfrutar de restos del glaciarismo cuaternario y de diversos procesos periglaciales actuales, así como de su biodiversidad de anfibios y donde residen 107 especies de mariposas. Destacan parajes de excepcional belleza como la Laguna Grande, la de los Pájaros o la de los Claveles.
    •    La Pedriza, el paraíso de la escalada, escenario granítico que infunde respeto y donde compiten en belleza domos, riscos, lanchares, crestones, pilancones, marmitas y tafonis. Es uno de los lugares que no puedes dejar de visitar.
    •    La Chorrera de San Mamés, 30 metros de cascada de agua pura y cristalina y lanchares de piedra, en estado puro, en el término municipal de San Mamés-Navarredonda.
    •    El Mirador de los Robledos y la brújula que señala los picos montañosos es uno de los sitios declarados más bonitos, donde se ubica un monolito en homenaje al guarda forestal. Y qué decir de las vistas, absolutamente impresionantes, donde podrás disfrutar del buitre negro, que ha convertido el lugar en su preferido de nidificación.
    •    El Monumento en recuerdo del Arcipreste de Hita, el Malangosto.  El Malangosto es un encuentro de romeros y ganaderos de los dos lados de la Sierra de Guadarrama. La reunión se produce en la Pradera del Chozo, en el nacimiento del Cambrones. Desde el Chozo y hasta el altar del Malangosto se dirige la procesión para celebrar una misa castellana, al sonar de dulzainas y tamboriles.
    •    El Embalse de La Pinilla, en pleno Valle del Lozoya, nació tras la sequía de 1964 por la necesidad que había de abastecer de agua a la capital y en la actualidad ofrece una panorámica impresionante de todo el Valle del Lozoya, separando la Cuerda Larga de los Montes Carpetanos. Lo llaman la «pequeña Suiza» por su agua, verdes y montañas nevadas, rodeado de fresnedas, robledales y bosques en galería e importante refugio faunístico de patos, ánades, porrones y cercetas.

    Comer en la sierra noroeste de madrid